ES EL APOCALIPSIS DILE QUE PASE

PÁGINA 42. LA FUERZA.

Big Mak :

aoocalipsis011 copia

No podemos vivir acojonados.
Es verdad que estamos rodeados de demonios. Pero hay que resistir.
Nos enfrentamos a la tristeza, a la oscuridad, a la frustración…
Es una lucha que se cobra millones de víctimas.
Mak, es normal a los quince años, piensa que hacen falta superhéroes para esta lucha colosal.
Pero mientras llegan habrá que utilizar lo que tenemos a mano.
Y tenemos un arma muy eficaz.
La Fuerza Interior.
La Fuerza Interior irradia desde la parte superior del pecho, exactamente de la parte inferior del esternón. Desde este punto se transmite al resto del cuerpo, a los ojos, al porte, al cerebro y a los demás miembros.
Pero, además, en función de su intensidad, se expande lateralmente alrededor del sujeto, hasta una distancia que oscila entre los diez y los noventa centímetros, si bien se han documentado algún caso que ha alcanzado excepcionalmente, y durante breves segundos, los dos metros.
Hay que buscarla ahí, bajo el esternón, y sentir como fluye y genera un escudo protector.
La Fuerza Interior se puede perder. Se produce entonces un estado de estupefacción y desidia lamentable. Por eso hay que buscarla como sea.
Así que si salimos a la calle armados con esta Fuerza extraordinaria, observaremos como se nos sube la barbilla y se nos hincha el pecho. Como la mirada se escapa al horizonte y los demonios huyen de nosotros. Incluso los de categoría tres, que son los que más dan por saco.
Yo voy practicando esto de la Fuerza Interior mientras mi hijo espera a los superhéroes, no sea que luego no vengan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Visitas al Apocalipsis