ES EL APOCALIPSIS DILE QUE PASE

Mak Archive

PÁGINA 43. VITAMINAS & MINERALES.

Mak :

aoocalipsis014 copia

Estábamos el Torpe y yo en la calle con nuestras cosas y, como estamos creciendo todo el rato, nos dio hambre. Nos fuimos a su casa, que como su madre cocina, siempre hay algo.
No se oía nada, así que tiramos directamente a la cocina y, ¡no veas!, nos encontramos a su madre sentada encima de su padre. Llorando. Sin ruido ni nada. En silencio.
Ni nos vieron.
Se me quitó el hambre de la impresión. Salimos echando leches.
El Torpe dijo que seguramente se le había quemado algo. Yo le dije que vale, que no pasa nada.
Pero me quedé un poco así. Creo que los adultos no deben llorar en serio delante de los hijos de sus amigos. Impresiona mogollón.
Se lo conté a mi padre durante la cena. Dijo que es culpa de la Bestia, que estaba reunida con sus colegas en un pueblo muy bonito, muy limpio, muy nevado y muy caro, en lo alto de una montaña mágica, protegida por su legión de diablos, planeando la nueva cosecha de lágrimas. Que claro que a la madre del Torpe se le ha quemado algo. Se le han quemado las meninges.
Como no lo pillaba, Big Mak me dijo que la Bestia nos estaba tirando bolas de nieve desde las pistas de esquí. Que encima quiere que le riamos las gracias.
Yo seguía sin entender. Entonces mi padre me miró muy serio y, hablando bajito, me dijo que es que hay días que la vida nos persigue tan de cerca que no nos deja ni pensar.
Chis dice que a la madre del Torpe le faltan vitaminas y minerales.
Yo prefiero pensar que se le ha quemado la tortilla de patata o que se ha roto una uña. Tengo quince años. Me voy a oír Hip Hop.

PÁGINA 39. SUPERMAK.

Mak :

aoocalipsis006 copia

Un chaval tiene problemas con la alimentación. Solo le gusta comer cuatro cosas: pizza, kebab, hotdogs y hamburguesas. Preocupado con su crecimiento, su padre le lleva a ver a un médico especialista. Como son tiempos chungos de pasta van al más barato que encuentran, el demente Doctor Jeringa, que es barato porque aprovecha para hacer experimentos con sus pacientes.
Al chaval le aplica una inyección que le produce una mutación en unos pocos dias. Sin necesidad de comer verduras, frutas, legumbres ni ninguna mierda sana, el tio se pone mazao. Hasta le sale tableta de chocolate en el estómago.
Su padre lleva tiempo dando la brasa con el Apocalipsis y la Bestia, que por lo visto está destruyendo Global City, que es donde vivimos todos.
El chaval decide hacer algo, aunque solo sea por dejar de oir a su padre. Se pone un pijama verde, un antifaz y unas bermudas. Porque lo de superhéroes con un gayumbo paquetero encima del pijama no mola, es antiguo y hortera.
Así nace Supermak.
Pero la Bestia es mucha Bestia. Necesita ayuda…
Busca a los dos mejores patinadores que conoce, Blue y Spray, que no eran colegas suyos, pero cuando le ven de super héroe, así como grande y mazao, se apuntan a salvar Global City de la amenaza.
Y así nacen los Flying Skating Bastardos.
El primer paso que dan es enseñarle a la Bestia quien será a partir de hoy su archienemigo. Para eso sencillamente le atacan por sorpresa, dándole una paliza muy molesta y pintándole la cara.
Y ahora habrá que pensar planes más sofisticados, pero de momento ya hay quien se enfrenta al Apocalipsis. Y la Bestia va a conocer el miedo…
Big Mak no sabe nada de esto. Igual me da la bulla con lo de la violencia. Nadie debe conocer la verdadera identidad de Supermak.
Igual me la cargo

PÁGINA 35. GRANDE PROBLEMA.

Mak :

  • apocalipsis-35

Problemón. Y no se me ocurre nada para salir de este lio. Que mala suerte tengo.
Al Torpe, mi colega, le han regalado “Speed Bastards Assassins 5″. Acaba de salir. Es la leche. Lo ha traido a clase esta mañana y, joé, no somos de piedra. Nos hemos escurrido del instituto a mi casa, donde se supone que no había nadie.
Así que estamos en mi cuarto con la Play, cuando se escucha el timbre. Ni te muevas Torpe, aquí no hay nadie, ¿entiendes? Pero se oye una llave abriendo la puerta. Marrón total. Pillada de las buenas. Pero no. No es Big Mak.
El Torpe y yo apagamos todo tratando de ser invisibles como sombras ninja. Quietos como una montaña, ligeros como una brisa, atentos como una gacela…
Escuchamos voces. Alguien va abriendo armarios y cajones. Son varios, pero solo se escucha una frase: ¿Que buscamos exactamente, Gómez?
Nos cagamos vivos. El Torpe además se olvida de que es una sombra ninja y se cae, tirando una pila de cuadros que están todavia sin colgar en el pasillo. Y como es muy torpe se da en la cabeza con un pico y pega un grito que hasta yo me asusto, y grito tambien, por no dejarle solo.
Gómez y los otros ladrones salen corriendo. Yo habría hecho igual. El grito de cerdo destripado del Torpe era como de poltergeist zombi canibal.
Vale, he salvado la casa. Pero ¿como digo que estaba ahí en horas de clase?
¿Se lo cuento a mi padre? ¿me castigará? ¿Me premiará? ¿Me callo la boca? ¿Y si se han llevado algo importante? La caja fuerte del chino, con las joyas de Chis y los billetes sigue ahí. Ni la han tocado…No se que hacer.
Soy muy joven para este grande problema.

PÁGINA 32. NEW HOME.

Mak :

new home

No sé como lo ha hecho. Esta es más grande que la otra. Ahora parará con lo de iros a buscar un buen cajero automático, que quepamos los tres, y unos buenos cartones, y que estén limpios…
Esto es un barrio jurásico. El edificio tiene más de 150 años, había animales vivos por aquí cuando lo construyeron, y desde luego no se había inventado el ascensor. No hay. Dice mi padre que nos vamos a ahorrar un pastón en gimnasios. ¡Morrooo!. Yo me quise apuntar una vez a uno y me dio dos cartones de leche para hacer pesas y a ver que tal y según te aficiones ya veremos.
Chis está encantada. Dice que estamos en zona chic. Es que justo debajo está la terraza de moda donde va con sus amigas. Ha sido la excusa para quedarse con el cuarto que da a la calle.
Me da igual. A mi me ha tocado un cuarto cuatro veces más grande que el que tenía.
Dice Big Mak que las casas tan antiguas tienen presencias. No sé si habla de fantasmas. Espero que no. Los fantasmas no rentan.
Por si eso, me estoy fijando mucho, pero solo oigo los ruidos de la calle y los del patio. Bueno, y la muermo-música que se pone mi padre cuando está haciendo sus tonterías.
Pero sí que tenemos una presencia del pasado. Esto antes era una oficina. Queda una placa en la puerta que dice: “Gainer & Gomez, Investigaciones”. Big Mak la quiere quitar pero yo quiero que la deje.
Vivo en una ex-oficina de detectives, donde los crímenes están escondidos detrás de las puertas…chan, chan, chaaan…

PÁGINA 30. KONFUSION.

Mak :

  • konfusion

No sé si me han echado de casa o me han dado vacaciones.
Al principio del verano mi padre estaba un poco nervioso. Había mucha confusión. Solo yo mantenía la serenidad.
Big Mak estaba a tope en plan Confuncio:
“Lo primero es un techo, lo segundo papel higiénico y lo tercero latas de fabada. Eso es la paz para un hombre”.
Le encantan las frases Confuncio. Otra de sus favoritas es esta: “lo peor del mundo es ser pesado, lo segundo matar a alguien”. Desde que era pequeño me pregunta que qué es lo peor del mundo. Me lo sé: ser pesado.
Creo que Big Mak quería quedarse solo.
Me dijo que me buscara un campamento. Me apunté con mis colegas a uno de skate y graffiti. Ha sido un buen verano.
A Chis le dijo que tenía que buscarse un trabajo de verdad, o sea cobrando pasta. Que ya está bien de currar gratis, que es una falta de respeto hacia uno mismo, hacia los demás y sobre todo hacia tu padre…Chis se ha pasado el verano trabajando en una tienda de lujo, vendiendo cosas con brillos a los nuevos riquísimos del mundo a precios que dan risa. Risa nerviosa. Se debe haber forrado, porque le daban comisiones.
Ahora toca volver a casa. Pero resulta que ya no tenemos nuestra casa. Big Mak  nos ha mudado sin consultarnos. No sé como lo ha hecho. He hablado con él y me ha dicho que aprovechando que la Bestia tambien se ha ido de vacaciones, a dar por saco en otro sitio, que ha organizado un apaño. A ver donde nos mete.

PÁGINA 25. EL RITO.

Mak :

  • EL RITO

Hoy me he afeitado por primera vez. Qué rollo ¿no?. ¿Así toda mi vida? Dice mi padre que te acostumbras, y si no que me deje barba. No se entera. No hay Skaters con barba.
Esta mañana Big Mak se ha levantado como siempre, con pinta de náufrago de chiste. Duerme con pijamas a los que les recorta las piernas, pero así, con unas tijeras en la cocina. Y la parte de arriba la tira. Se podría comprar pantalones cortos directamente, pero dice que no es lo mismo. Es un maniático que va para friki, o al revés.
Y se pone camisetas de antiguo, de tirantes. Yo me rio de él y siempre contesta lo mismo: a la memoria de Sony. Yo le digo que qué Sony y me dice que vea El Padrino. Será una peli en blanco y negro de su época, yo que sé.
Pues estaba Big Mak en el cuarto de baño y le he dicho que me quería afeitar. Me ha mirado con cara de susto. Que qué pasa, le he dicho. Hace nada eras un bebé, me contesta.
Chaval, tengo 15 años. Hace mucho que no soy un bebé, ni siquiera un niño.
Ha resoplado, me ha mirado y me ha pasado la espuma y una maquinilla. Y me ha empezado a dar la brasa con explicaciones, que no he escuchado.
He puesto la cuchilla sobre mi cara y ¡zas! me he rebanado un grano.
La imbécil de mi hermana estaba mirando desde la puerta. Quería hacer fotos. Me he cortado por su culpa, porque me ha puesto nervioso.
Ha salido corriendo a subir la foto al Tuenti. La he perseguido para impedirlo. Lucha. Lo he logrado.
Luego, tranquilamente, solo, he terminado mi primer afeitado. A ver si me crece rápido un bigote más presentable. Y desaparecen esta mierda de granos.

PÁGINA 23. MALENTENDIDO.

Mak :

  • malentendido

Big Mak habla con la tele.
Bueno no habla, la insulta. A la tele no, a los que salen en las noticias.
Antes les llamaba estoscabrones o estagente o losmuyhijosde.., pero ultimamente los ha reunido a todos en La Bestia del Apocalipsis, como si fueran un club o una banda.
Mi hermana y yo estamos acostumbrados. No le escuchamos, ni a él ni a las noticias, pero sí vemos que cada vez se cabrea más.
Ha debido pasar algo gordo, porque hoy ha apagado la tele y nos ha dicho que mirarme a los ojos que os tengo que decir una cosa. Cuando se pone así hay que hacerle caso porque no te deja en paz hasta que lo consigue. Que le escuches mirándole a los ojos.
Total, que dice que La Bestia está sobre nosotros, pero que todavía no está en nosotros.
Chis y yo nos miramos, no lo pillamos bien del todo.
Nos dice que no podemos dejar que La Bestia nos envenene el alma.
Yo sigo sin pillarlo, tengo 15 años.
No nos podemos convertir en gente triste, dice.
Eso lo entiendo.
Entonces sale al balcón y mirando al cielo va y grita: “¡Todo menos convertirnos en gente triste!”
Pero la vecina de arriba, la que nos da tapers con comida, está en su balcón y se pega un susto, pensando que le está gritando a ella. Y le contesta que se vaya a la mierda, que a qué vienen esas voces. No ha dicho alamierda, pero algo así.
Big Mak ha dicho que la fase 2, llevar la lucha a la calle ha fracasado de momento y se ha subido a casa de la vecina a dar explicaciones. Aún no ha vuelto.

PÁGINA 22. LAS GIRLS.

Mak :

  • LAS GIRLS

La verdad es que no hay muchas chicas que patinen. Y las que patinan se trabajan más el longboard, que es como para pasear. Tambien hacen vertical. El vertical skate es el de tirarse por una rampa, subir por otra, volver a bajar… No hace falta mucha fuerza porque sólo hay que dejarse caer. Las chicas  son ramperas, les va bien el vert.
Los colegas hacemos street style. Músculo y habilidad. Y trucos peligrosos, como grindar barandillas o saltarse bancos. Esas cosas.
Pero siempre ha habido chicas alrededor, aunque no las hiciéramos mucho caso.
Eso ha sido hasta hace poco, (lo de hacer caso a las chicas).
Ahora aparecen y se para todo. Deja de patinar toda la peña. ¡Y tampoco hacen nada especial!
Se echan unas carreras, intentan hacer unos trucos y se quedan por ahí a su bola. Ni nos hablan. Y eso que son de nuestra edad.
Una es la hermana de Zeta, que va de chulita. Antes era normal, pero yo creo que desde que le están creciendo las tetas se ha vuelto tonta. Bueno, con los tíos más mayores que nosotros no. A esos les sonríe.
Otra es su amiga Lola, que no patina mal la verdad, pero vaya… La tercera es la prima de Chinichi, que patina fatal pero es muy simpática. Esta es la que lo ha liado todo. Su padre les ha hecho unas camisetas rosas en las que pone Las Girls.
Aparecen las tres de uniforme con las camisetas, unos jeans cortados, llenas de pulseras… y se para todo. Todo el personal mirando como tontos. No lo entiendo.
Bueno, sí lo entiendo. Tengo quince años pero no soy gilipollas.

PÁGINA 20. BAD BOY.

Mak :

  • BAD BOY

Big Mak le llama “El Inquietante”. Mi padre les pone nombres a mis colegas.
Nosotros le llamamos Bebé. No por niño pequeño, para nada, sino por Bad Boy. Be, be.
Le pusimos el nombre cuando empezó a patinar con nosotros, hace tiempo. Ponía mucho interés, pero se metía unos toñazos de los de Impacto Total. Siempre iba con moratones, heridas y torceduras. Pero seguía como si nada.
No sé si era un pirado o el tío más valiente del mundo.
O sea, que era muy malo patinando. Bad Boy. Bebé.
Pues este curso la ha liado en el Instituto.
El chaval es buenísimo en informática. Hace poco se ha apuntado a un cursillo sobre seguridad en la Red. Tiene claro que quiere ser hacker.
Y lo primero que ha hecho ha sido colarse en la WEB del instituto. Ha manipulado la foto de portada, y ha puesto al Director con nariz y orejas de cerdo, rodeado de tías en bolas enseñándolo todo. Todo.
Claro, ha ido la policía a su casa y se lo han llevado. Me lo dice mi padre: os pillan siempre, os creéis que la policia es tonta…
Le han echado del instituto. Pero ha hecho un examen y le han dicho que tiene nivel de tercero de informática. Y ahí está, feliz como una perdiz.
Lo de Bad Boy ahora es porque es malo de verdad. ¡La policía lo tiene fichado!.
Dice mi padre que qué mundo vamos a construir los de mi generación. ¡¡¡Y yo qué se !!!

PÁGINA 17. EL APARTAMENTO.

Mak :

  • EL APARTAMENTO

Siempre hemos tenido coche. Y además coches grandes, porque mi padre los necesitaba para sus movidas. De segunda mano, pero con asientos de cuero, para poder limpiar bien los mocos de los niños. Y motores tochos,  porque es más seguro… eso decía.
Pero hace tres años Big Mak dijo que estaba hasta las bolas de multas, tasas y normas por nuestro bien y se lo quitó de encima.
Me sentó fatal. Se me hacía raro no tener coche. Pero Big Mak nos explicó que “estagente” nos iba a exprimir a través de los vehículos automóviles. Que nos tenían que ordeñar como a vacas lecheras. No estoy seguro si “estagente” son los mismos que “estoscabrones”, que son los que salen por la tele. Le tengo que preguntar.
Bueno, pues el otro dia apareció con un coche de los suyos: viejo, grande, con asientos de cuero, salpicadero de madera, techo corredizo y más de 200 caballos. Un coche sueco un poco raro, la verdad, pero mola. Es como volver a mi infancia, o sea cuando tenía 13 o 14 años.
Ha sido un trueque. Siempre está haciendo cosas que a mí me parecían normales de pequeño, pero que ahora, no sé…, los padres de mis colegas no son así. Pero bueno, tenemos coche otra vez.
Lo que me mosquea, porque no se si habla en serio, es que al coche sueco le llama el apartamento. Y dice que nos vamos a ir de veraneo con él a una playa muy bonita.
Me está vacilando. Voy a ver si me busco un campamento de skate y me piro con mis colegas.


Visitas al Apocalipsis